El verano se ha presentado este año demasiado pronto, se ha llevado consigo gran parte de la primavera, no nos quiere dar un respiro… Hace calor, mucho calor. Es el tema recurrente y cíclico que copa casi todas nuestras conversaciones en esta época del año. Y si vives en Córdoba, más. Ante tales rigores atmosféricos, con el mar tan cerca/tan lejos, encontrar alivio no resulta una tarea fácil. Afortunadamente, eso sí, existen vías de escape para mitigar los efectos de la tórrida canícula.

El Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (IMDECO), a través de su Proyecto de Deporte y Solidaridad y Reequilibrio Territorial, nos ha ayudado a encontrar una de esas vías de escape para combatir el calor. Gracias a la colaboración de este organismo autónomo del Ayuntamiento de Córdoba algunas de las personas beneficiarias de diferentes programas de intervención ejecutados por Córdoba Acoge podrán acceder durante el verano a las instalaciones deportivas municipales de la Piscina de La Fuensanta, para disfrutar de un entorno de ocio y deporte al resguardo de la severa climatología estival.

Desde Córdoba Acoge agradecemos al IMDECO y su equipo humano las facilidades que nos han dado en todo momento para que los menores extranjeros no acompañados tutelados por la Junta de Andalucía que residen en el alojamiento “Despertares”, de Córdoba Acoge, y aquellos otros que participan en las actividades de nuestra Escuela de Verano, así como los adultos beneficiarios del Programa de Acogida para Refugiados y Solicitantes de Protección Internacional ejecutado por nuestra entidad, puedan utilizar durante el verano estas instalaciones municipales.