Por segundo año consecutivo el Ayuntamiento de Córdoba facilita el acceso a las instalaciones de la Piscina Municipal de La Fuensanta a las personas en riesgo de exclusión socio-laboral adscritas a diferentes programas de intervención con la población inmigrante desarrollados por Córdoba Acoge: beneficiarios del programa de protección internacional (refugiados) y menores extranjeros tutelados. De esta manera, el consistorio cordobés propicia una interesante posibilidad de ocio y deporte durante el periodo veraniego dirigida a estas personas con recursos limitados.

Córdoba Acoge, a través de su Programa Equipo B (Escuela de Acogida a Refugiados), agradece, una vez más, el esfuerzo e implicación del Instituto Municipal de Deportes (IMDECO) y de la Alcaldía del Ayuntamiento de Córdoba, que han posibilitado esta acción de intervención social, con la que se incide en la necesidad de propiciar espacios para el encuentro y la participación intercultural de la ciudadanía.