Condiciones Laborales 6

¿Sabías que más del 58% de las mujeres inmigrantes que trabajan como Empleadas de Hogar manifiestan no sentirse satisfechas con sus condiciones laborales y salariales?

Según el informe del programa de Atención Psicosocial con Mujeres Inmigrantes realizado por Red Acoge en el año 2015, un 58% de las mujeres inmigrantes que trabajan como Empleadas de Hogar, tanto en régimen interno como externo, afirman no sentirse satisfechas con la situación laboral en la que se encuentran.

Los principales aspectos donde se refleja este malestar son las condiciones salariales (34%), las condiciones laborales (24%), las expectativas (19%) y la jornada laboral (14%).

Respecto a las condiciones salariales, hay que hacer especial referencia a las empleadas de hogar en régimen interno, donde su salario se ajusta al mínimo legal, no teniendo en consideración las horas de presencia ni las de pernoctación en la mayoría de los casos. El régimen externo también ha sufrido una reducción salarial ya que cada vez la remuneración es menor y se refleja una jornada inferior a la real en la Seguridad Social.

En cuanto a las condiciones laborales, en la mayoría de las ocasiones no se ajustan a las pactadas en el contrato de trabajo, existiendo una sobrecarga de tareas, incumpliendo el periodo de descanso, obligando a trabajar los días festivos o descontándolos del salario si se disfruta de ellos, no teniendo derecho a vacaciones remuneradas o poniendo restricciones alimenticias en la dieta.

También se observa el incumplimiento de las expectativas, que es otra de las principales preocupaciones de las empleadas de hogar, ya que estas quedan atrapadas a nivel emocional al ser conscientes de encontrarse en una situación en la que no pueden optar a una mejora laboral y salarial. Esta pérdida de expectativas lleva a un estado de baja autoestima y alta frustración relacionada con el empleo.

Por último, hay que hacer mención a la jornada laboral de la empleada de hogar, en la cual no siempre se cumple con el horario establecido en el contrato. Empleadas con horarios interminables donde siempre se sabe a qué hora se empieza pero nunca cuando se termina.

 

Fuente: “Un viaje al empoderamiento”, Informe del programa de atención psicosocial con mujeres inmigrantes de Red Acoge 2015.

MALETA SIN IR MAS LEJOS