EN CÓRDOBA ACOGE DEDICAREMOS AGOSTO A REFLEXIONAR, “SIN IR MÁS LEJOS”,  SOBRE EL DESARRAIGO DE LAS PERSONAS INMIGRANTES.

Dentro de la campaña de sensibilización “Sin ir más lejos” de Córdoba Acoge plantearemos durante el mes de agosto una serie de cuestiones que nos ayuden a reflexionar sobre la situación de desarraigo social y personal que viven muchas personas inmigrantes que residen en España.

Según sus diferentes acepciones, el Diccionario de la RAE define “desarraigo” como la “acción y efecto de “desarraigar”; es decir de “extraer de raíz una planta” o de   “separar a alguien del lugar o medio donde se ha criado, o cortar los vínculos afectivos que tiene con ellos”. El desarraigo es una “enfermedad social” que sufren millones de personas que, por diversos motivos (guerra, pobreza, opresión, necesidad de optar a un proyecto vital mejor…)  se han visto forzadas a abandonar su país y su hogar, para emprender una vida en otro lugar del mundo, encontrándose en tierra de nadie, sin posibilidad de echar raíces en ninguna parte. El desarraigo acaba por convertirse en una espiral de desafección cultural y social, que condena a quienes lo padecen a no sentirse parte de ningún lugar, ni miembros de pleno derecho de ningún colectivo humano.