La directora de la asociación Córdoba Acoge, Lucía Pérez, habla para El Día de Córdoba y explica como el colectivo inmigrante es de los más afectados por la crisis económica y a pesar de ello ha permanecido de forma estable en la provincia de Córdoba.

Se trata de un colectivo en riesgo de exclusión que ha asentado sus raíces, y que no siempre su realidad es reflejada a través de estadísticas. Uno de los principales problemas a los que se enfrentan es la burocracia y los duros requisitos que ha establecido la nueva ley de extranjería para la obtención o renovación de la documentación, donde el colectivo juvenil es uno de los más afectados. Especialmente los jóvenes ex-tutelados que al cumplir la mayoría de edad se ven sin amparo institucional, saliendo de los centros de menores sólo con un permiso de residencia que no les permite trabajar. Sin olvidar mencionar la dificultad para acceder al mercado laboral que en general tiene este sector de la población.

Son momentos difíciles y delicados donde la convivencia multicultural se vuelve una prioridad siempre desde la base de la tolerancia y el respeto.

FUENTE: http://www.eldiadecordoba.es/article/cordoba/2117504/la/inmigracion/como/reto/siglo/xxi.html