Los medios de comunicación sientan las bases del imaginario social y de cómo percibimos a otros colectivos. Su responsabilidad es innegable. Por ello, en 2014 la organización Red Acoge puso en marcha la campaña Inmigracionalismo, que busca establecer un diálogo constructivo con periodistas para analizar la distorsión que desde los medios se da de las personas migrantes.

Tras 4 campañas comprobamos que perviven enfoques, tratamientos o expresiones que alimentan una imagen sensacionalista, alarmista, simplista, estereotipada o que criminaliza a las personas migrantes y genera un perjuicio en la percepción de la inmigración y la diversidad. Mostrar la nacionalidad, criminalizar a personas por su origen y religión, reproducir estereotipos sin contrastar, recurrir a fuentes oficiales silenciando a las personas afectadas y colectivos que trabajan con ellas, no respetar su derecho a la intimidad y el honor, describir la llegada de inmigrantes con lenguaje bélico o deshumanizarlos al igualarlos a hordas, avalanchas, que en muchas ocasiones no responden a la realidad.

Mientras se erigen líderes políticos internacionales con ideologías claramente xenófobas, nos preocupa que calen en la opinión pública tales ideas simplistas y buscamos que todas seamos participes de esta campaña. Os animamos a que cada vez que encontréis una noticia en la que veáis cualquiera de esos errores o sin un tratamiento adecuado, subidla a Twitter con el hashtag #Inmigracionalismo. Aún queda camino para conseguir una sociedad integrada y respetuosa con la diversidad y para ello, el papel de los medios de comunicación y de una población vigilante es fundamental.

Laura Carmona

Artículo publicado en el periódico Paradigma, número 5, mes de abril.