Uno de los mitos más extendidos y arraigados acerca de las personas inmigrantes en nuestra sociedad es considerarlas responsables de un porcentaje desproporcionado de los delitos que se cometen. Este estereotipo no encaja absolutamente con la realidad, sin embargo, tiene una enorme importancia en el desarrollo de las políticas, actitudes y relaciones sociales con respecto a este colectivo (Wagman, 2002).

Así, según datos del Ministerio de Interior (2013) el porcentaje de detenciones e imputaciones de extranjeros por causa de infracción penal corresponde al 27% del total cometido en España. Teniendo en cuenta datos del INE (2013),  la población extranjera que delinquió corresponde al 2,2% del total en España.

Si analizamos este 27%, muchos de estos delitos imputados a personas inmigrantes son los relativos a su mera estancia irregular en España. Es decir, estamos hablando de un tipo de delito que solo puede ser aplicable a personas extranjeras y que, obviamente, no es equiparable al resto de situaciones delictivas, en cuanto a su incidencia, perjuicio y menoscabo de la convivencia dentro de nuestra sociedad.

Fuentes:

Wagman, Daniel (2002). “Estadísticas, delitos e inmigrantes. Derechos para todos. http://www.nodo50.org/derechosparatodos/DerechosRevista/Derechos9-Delitos.htm

Ministerio de Interior (2013). “Porcentaje de detenciones e imputaciones de extranjeros por causa de infracción penal”. http://www.interior.gob.es/web/archivos-y-documentacion/delincuencia-delitos-faltas-detenciones-e-imputaciones-y-victimizaciones

Instituto Nacional de Estadística (2013). “Estadística del Padrón Continuo a 1 de enero de 2013”. http://www.ine.es/jaxi/Datos.htm?path=/t20/e245/p04/a2013/l0/&file=00000001.px&type=pcaxis