Hay mucha gente que piensa que la mayoría de los matrimonios mixtos son por conveniencia y que el único objetivo del contrayente de origen extranjero es la obtención de documentación para residir legalmente en España (Stop Rumores, 2013). Sin embargo, los motivos que llevan a dos personas de distintas nacionalidades a contraer matrimonio, suelen ser similares a las de dos personas del mismo país.

En el primer semestre de 2015 se contrajeron 10.071 matrimonios mixtos en España. Según datos estadísticos,  los matrimonios mixtos se han comportado en España de la misma manera que la inmigración en sí, es decir, suponían un porcentaje pequeño a mediados de los años 90 y llegaron a un máximo histórico en 2009 (INE, 2015).

El incremento de los matrimonios mixtos se debe a una sociedad española cada vez más diversa e intercultural, como consecuencia del crecimiento de los flujos migratorios en los últimos años. Una diversidad que ha enriquecido al país de muchas formas, desde culturales a económicas.

Según los últimos datos publicados del INE, las sentencias de ruptura de matrimonio indican que en el 26,6% de los casos ambos cónyuges eran españoles y en el 11,1% eran matrimonios mixtos. Aunque, como es lógico, ciertos matrimonios mixtos acaban en ruptura, el porcentaje es mucho menor que el existente entre las sentencias
de ruptura de matrimonios con ambos cónyuges españoles.

Fuentes:

Stop Rumores (2013). “Rumores”. www.stoprumores.com

Instituto Nacional de Estadística, INE (2015). “Matrimonios mixtos en España”. http://www.ine.es/jaxi/menu.do?type=pcaxis&path=%2Ft20%2Fe302&file=inebase&L=0